La gran barrera de coral
Oceanía

La gran barrera de coral: ¡un viaje inolvidable!

La Gran Barrera de Coral es una de las pocas formaciones distinguibles desde el espacio, gracias a sus más de 2500 kilómetros de extensión. Es una maravilla natural formada por miles de arrecifes individuales e islas con una riquísima diversidad biológica. Sin embargo, esto no quiere decir que sea el “ser vivo” más grande del mundo como se suele afirmar erróneamente. Está compuesta por muchos corales vivos, sí, pero también por la acumulación de esqueletos de corales muertos.

viaje a La gran barrera de coral

La Gran Barrera de Coral es Patrimonio de la Humanidad y el Parque Marino instituido busca protegerla del deterioro a causa del cambio climático. Aunque, regulado, el turismo en la zona es muy vivo, pues los visitantes tienen la oportunidad de practicar sus actividades acuáticas favoritas a su alrededor: el snorkel y el acercamiento a las especies autóctonas en la superficie o a poca profundidad son las más populares. Veamos algunas de las opciones a disposición para hacer de la visita a la Gran Barrera de Coral un viaje inolvidable.

Snorkel: la Gran Barrera de Coral al alcance de la mano

Desde las costas australianas son múltiples las empresas que transportan a los turistas hasta los puntos más visitados de la Gran Barrera de Coral. Uno de estos puntos es la Magnetic Island. No hace falta más que alquilar un equipo básico de snorkel o llevar el tuyo propio y sumergirse. El sitio dispone de operadores turísticos, pero la baja profundidad hace que los aficionados puedan sumergirse por su cuenta.

fauna La gran barrera de coral

Otro de los sitios preferidos para sumergirse es Paradise Reef. Se trata de un hermoso arrecife donde los turistas podrán sumergirse para nadar entre tortugas y coloridos peces.

En la isla Hayman, los visitantes podrán disfrutar no solo del snorkel en el corazón de la Gran Barrera de Coral, sino también de múltiples actividades para relacionarse con la fauna, disfrutar de cenas privadas rodeados de la belleza natural e incluso hacerse masajes relajantes.

Acercamientos a la fauna silvestre

Estructuras como el Heron Island Resort cuentan con la fortuna de contar con espectáculos únicos para ofrecer a sus huéspedes. Quienes visitan la isla Heron en noviembre y en marzo tendrán la oportunidad de ver el desove y nacimiento de tortugas, un evento increíble. También quienes buscan una opción similar en tierra firme, especialmente si tienen niños pequeños, pueden acudir al Reef HQ Aquarium en Townsville, un establecimiento que cuenta también con un hospital para tortugas y donde se puede pasar la noche para conocer el comportamiento de estas fascinantes –y otras- criaturas durante la noche.

La gran barrera de coral astralia

La Daydream Island, por otro lado, ofrece una opción más adecuada para los aventureros. Aquí, un equipo de biólogos marinos explica cómo es la vida de las rayas sin espinas, que se acercan a los visitantes para ser alimentadas.

Y por si fuera poco…

isla Heron coral

Como ya se dijo antes, la Gran Barrera de Coral es un espectáculo que se puede apreciar desde todo punto de vista. Así pues, los visitantes pueden alquilar lanchas o catamaranes de lujo para recorrerla o realizar viajes panorámicos a bordo de hidroaviones, e incluso lanzarse en paracaídas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: